Page 30 - Mexiquenses01
P. 30

Norma CRESE® 2018 Sistema de Gestión de Calidad Humana y Responsabilidad Social
Nadie puede pensar que debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio es algo que favorece a la sociedad. Ocurre lo contrario: perjudica la maduración de las personas, el cultivo de los valores comunitarios, el desarrollo ético de las ciudades, de los pueblos y del mundo del trabajo.
Debemos reconocer la gran variedad de situaciones familiares que se viven y que pueden brindar cierta estabilidad a las personas y a la sociedad, incluyendo al mundo del trabajo, pero ninguna unión cerrada a la comunicación de la vida nos asegura el futuro de la sociedad.
Las empresas y organizaciones, como protagonistas de la sociedad, pueden colaborar en el fortalecimiento de los matrimonios de su personal, ayudarles a superar los riesgos que los amenazan, acompañarlos en su rol educativo y estimular la estabilidad de la unión conyugal19
Recomendación en base a la experiencia, para mejorar la evaluación e impacto de la práctica:
• Para cumplir con este requisito se pueden extender los programas de las empresas u organizaciones a las familias del personal, por ejemplo, los programas de salud, seguridad, capacitación, formación académica, formación en valores y otros.
15. Que exista un Programa para estructurar la actividad laboral de modo que se favorezca la integración de las familias, especialmente cuando se encuentran en situación de vulnerabilidad20.
16. Que exista un Programa para dar orientación y apoyo a las personas que sean separadas de su trabajo para que puedan encontrar otra fuente de ingresos con menor
19 Adaptación para el mundo del trabajo, de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia # 52, Papa Francisco.
20 El Reconocimiento de Empresa Familiarmente Responsable de la Secretaría del Trabajo de México contiene varias sugerencias para lograr un balance entre el trabajo y las necesidades familiares de la persona y su forma de vida; este reconocimiento o uno equivalente puede ser aprovechado para cumplir con el criterio de existencia de este requisito.
21
Se debe subrayar que, del modo más general, hay que organizar y adaptar la actividad laboral, en la medida que sea posible, de manera que sean respetadas las necesidades familiares de la
persona y su forma de vida.
Es en beneficio de todas las partes, que las personas puedan desarrollar plenamente sus funciones en el trabajo y en la familia, sin discriminaciones y sin exclusión de los empleos para
los que estén capacitados y en los que busquen desarrollarse21.
Con respecto a la mujer, es un hecho que en muchas sociedades las mujeres trabajan en casi todos los
sectores de la vida. Pero es conveniente que ellas puedan desarrollar plenamente sus funciones según la propia índole, sin discriminaciones y sin exclusión de los empleos para los que están capacitadas, pero sin perjudicar sus aspiraciones familiares y el rol que les corresponde en la construcción de la sociedad. La verdadera promoción de la mujer exige que el trabajo se estructure de manera que no deba pagar su promoción con el abandono de su carácter específico propio y en perjuicio de la familia en la que como
madre tiene un papel insustituible (Laborem Exercens, 19).
30


































































































   28   29   30   31   32